Cómo mantener la casa fresca: consejos y trucos sin aire acondicionado

Tabla de contenidos

Tenemos los mejores trucos para mantener la casa siempre fresca en verano sin usar el aire acondicionado ni gastar mucho dinero.

¿No sabes cómo escapar de la ola de calor que está pasando en España? ¿Tu cuerpo suda demasiado? Durante el verano, una casa que no tenga un buen aislamiento térmico puede resultar inhabitable. Por desgracia, este es un problema cada vez más frecuente debido a las altas temperaturas registradas en los últimos años. En este artículo queremos ayudarte a aliviar el calor.

Por eso hemos reunido una serie de consejos para mantener tu casa fresca en verano sin usar el aire acondicionado. Son buenos hábitos que se pueden poner en práctica estos días y, además, evitarán gastar dinero de más.

 

Cómo mantener la casa fresca en verano

Cómo refrescar el ambiente: empieza con alimentos frescos

¿Te empeñas en utilizar el horno o la cocina para preparar tus comidas incluso en verano? Esta es una de las principales razones por las que la sensación de sofoco en casa aumenta, y se puede combatir rápidamente: basta con apostar por la preparación de alimentos frescos.

No sólo una simple ensalada con lechuga y tomate, sino platos más refinados con requesón, seitán, tofu, lentejas o incluso algas. Si te gusta mucho el sabor del mar, puedes divertirte preparando sushi. Acompaña estos platos con una deliciosa limonada, zumo de naranja o de piña con menta, siempre servida con cubitos de hielo.

 

Pulverizarte el cuerpo y la casa con agua

El agua debe ser tu principal aliado durante las horas de más calor. De hecho, puedes mantener tu cuerpo hidratado bebiendo agua o un zumo natural sin demasiado azúcar varias veces al día. También puedes conservar la temperatura corporal adecuada rociando agua directamente sobre tu piel.

Se trata de un dispositivo portátil, por lo que puede llevarlo siempre consigo. También puedes rociar el agua alrededor de la casa para refrescarla durante el verano. Una vez que se haya evaporado, sentirás una frescura especial en el aire.

 

Cómo mantener la casa fresca en verano

Cambiar la ropa de cama para quitar el calor de la habitación

¿De verdad no sabes cómo aliviar el calor de tu dormitorio en verano? ¿Te gusta que los mosquitos te visiten por la noche mientras dejas las ventanas abiertas?

Empieza por cambiar la ropa de cama por otra de tejidos más frescos y ligeros, como la seda o el algodón, y guarda los artículos pesados de poliéster, preferiblemente en otros lugares que no sean el dormitorio. Si no es suficiente, pulveriza la cama con agua o una fragancia neutra antes de irte a dormir.

 

Despejar la habitación de objetos innecesarios

Cuantas más cosas tengas en la habitación, más probable es que se acumule el calor. Te recomendamos que te deshagas poco a poco de los objetos innecesarios y de menor valor sentimental que tantas veces se calientan y ayudan a perpetuar el ambiente cargado.

Aprovecha una tarde de verano más fresca para sacarlos de tu habitación. Tienes tres opciones: tirarlos cuando estén viejos, reutilizarlos para crear diferentes piezas decorativas o ponerlos a la venta para ganar algo de dinero.

 

Bolsas de arroz sobre la cama y el sofá

Seguro que no conoces el truco de la bolsa de arroz para refrescar la casa en verano. Coloca una bolsa pequeña de arroz en el congelador y, al cabo de unas horas, puedes ponerla en el sofá, en el interior de los armarios o incluso en tu cama cuando estés listo para dormir. El arroz es mucho más eficaz que el hielo porque no se moja y tampoco deja manchas en los muebles.

 

Cómo mantener la casa fresca en verano

Uso y abuso de la nevera y el congelador

Todo el mundo tiene una nevera y un congelador en casa y puedes aprovecharlos para refrescar lel ambiente Puedes utilizar compresas frías que te aliviarán del calor y también de los dolores articulares que son bastante comunes en esta época.

Incluso puedes meter las sábanas y las fundas de almohada en la nevera o el congelador durante un tiempo. Quizás hasta tengas frío, ya que este truco es muy efectivo.

 

Cómo mantener la casa fresca en verano

Poner plantas naturales en todas partes

¿Cuántas veces hemos dicho que las plantas naturales son tus mejores amigas? Hay plantas que filtran el aire y prolongan la frescura de los distintos espacios de la casa. Algunos ejemplos son:

  • Anturios;
  • La espada de San Jorge;
  • Crisantemos;
  • Lirios de la paz;
  • boa constrictor;
  • Drácenas;
  • Begonias.

Da preferencia a las plantas naturales para ventilar la casa, pero ten cuidado de no dejarlas demasiado al sol porque pueden secarse o morir. Si no tienes mucho espacio, puedes crear un jardín vertical como separador de ambientes y aprovechar el flujo de ventilación dentro de la casa.

 

El ventilador y el hielo son los mejores aliados

¿Te gusta usar ventiladores en verano, pero el aire sigue siendo caliente? Puedes poner cubitos de hielo en un bol delante de los ventiladores y dejar que el aire circule. Si el aire frío desaparece, tendrás que repetir el procedimiento tantas veces como sea necesario.

También es posible colocar cuencos de hielo por toda la casa y, al circular el aire, tendrás un ambiente más ventilado. Puedes añadir romero y rodajas de limón o naranja para crear un perfume natural.

 

Cómo mantener la casa fresca en verano

Pintar de blanco las paredes

Los colores claros ayudan a mantener la casa fresca en verano y así las paredes no se calientan tanto. Debes pintar las paredes de blanco, beige, amarillo, verde limón, melocotón, champán o azul cian. Se trata de estilos más minimalistas, pero que combinan bien con cualquier tipo de decoración y mobiliario.

Otra ventaja de los colores claros en el hogar es la sensación de amplitud que dejan y la posibilidad de crear un ambiente más relajante.

 

Colocar los muebles y armarios en los lugares adecuados

¡Es hora de hacer algunos cambios en casa! Una vez pintadas las paredes, empieza por colocar los muebles y armarios de forma que no bloqueen las corrientes de aire. También es importante colocarlos en lugares con poca presencia de luz solar para combatir el aumento de calor en el hogar y que no pierdan su tinte.

Los que viven en zonas más secas pueden ventilar la casa durante el verano abriendo las ventanas de par en par. Si vives cerca de autopistas o lugares con mucha contaminación, abre las ventanas de vez en cuando para evitar contaminar los espacios.

Algunas personas prefieren no abrir las ventanas durante los días de verano o incluso instalar cortinas opacas para un mejor aislamiento térmico.

 

Pasa más tiempo solo en casa en verano

Quién iba a decir que nuestra última sugerencia para refrescar la casa de forma económica es pasar más tiempo a solas. Durante el verano, muchos de tus familiares y amigos se van de vacaciones, así que aprovecha el tiempo libre para disfrutar de un merecido descanso y olvidarte del estrés causado por los días de trabajo.

Cómo mantener la casa fresca en verano

Cuantas más personas haya en la casa, más calor hará, así que evítalo a toda costa. No gastarás dinero en cenas y por fin podrás hacer lo que más te gusta por tu cuenta. Ya sea ver una película en tu plataforma de ‘streaming’ favorita o leer un libro. Eso sí, no olvides tener cerca cubitos de hielo, un ventilador y limonada.

Comparte esta noticia

Más entradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.