Qué aspectos tener en cuenta antes de comprar una casa

Tabla de contenidos

Comprar una casa es una de las decisiones más importantes y complicadas a las que uno puede enfrentarse. En ella se juntan el deseo de encontrar un hogar que cumpla con todas tus expectativas, y el miedo a equivocarte al escoger o precipitarte en la elección.

Si te encuentras en esta situación, debes saber que es algo de lo más habitual, ya que se trata de una decisión que marcará un antes y un después en tu vida. Por ello, vamos a repasar a continuación los principales aspectos a tener en cuenta antes de comprar una casa para hacer más fácil tu elección. ¡Empezamos!

Qué hacer antes de iniciar la búsqueda de tu casa

Antes de empezar a buscar activamente tu nueva vivienda, te recomendamos prestar atención a las siguientes cuatro cuestiones. Analizar tu situación económica y definir tus objetivos y necesidades te permitirá delimitar más fácilmente la búsqueda. 

Determina tu capacidad de pago

Uno de los aspectos más decisivos que debes valorar antes de comprar una casa es la cifra que te puedes permitir pagar. Es importante que definas la cantidad de dinero que quieres invertir en tu futuro hogar para hacer una previa selección de las viviendas que puedes obtener con tu presupuesto.

De hecho, es por esa misma razón que es imprescindible que te informes detenidamente sobre cuánto cuesta realmente ser propietario y sepas con seguridad si vas a necesitar financiamiento. Y es que existen una serie de gastos asociados a la compra de una casa que deberás tener en cuenta a la hora de gestionar tu operación. Algunos de ellos son:

  • Impuestos: son los gastos que debes afrontar para formalizar la operación. Suelen situarse entre un 4 y 10% según si es obra pública, nueva o existente.
  • Gastos notariales: tanto si corresponden obra nueva como a obra usada, están regulados por el estado. Se mueven entre un 0,3 y un 0,5% del importe total de la vivienda.
  • Gastos hipotecarios: son aquellos derivados de suscribir un préstamo hipotecario. Un ejemplo de ello es la tasación de la vivienda, que varia entre los 250 y 600 euros dependiendo del inmueble y su valoración.
  • Gastos de gestoría: podrás ahorrarte este coste si es el propietario la persona que se encarga de realizar las gestiones por su cuenta, como el registro de la escritura y la liquidación de impuestos. Normalmente, los honorarios de las gestorías por hacer este trabajo suelen rondar los 400 y 650€.

Decide qué tipo de residencia quieres comprar

Tener claro el tipo de inmueble que quieres comprar es esencial para delimitar más tu búsqueda a nivel geográfico y definir la cifra que vas a invertir. No buscarás las mismas características ni querrás invertir el mismo presupuesto para una vivienda habitual que para una segunda residencia.

Además, también deberás valorar si quieres comprar obra nueva o usada. La compra de una propiedad nueva, por ejemplo, es un procedimiento más largo y complejo que la compra de una propiedad antigua.

Una venta en estado futuro de terminación supone la firma de un contrato de reserva y la espera por la entrega de la propiedad. La compra de una vivienda de segunda mano, en cambio, es más sencilla y rápida. El proceso dura de media de 3 a 6 meses.

Escoge la localización de tu casa

Otro de los primeros aspectos en los que debes pensar antes de iniciar la búsqueda es la ubicación. Más allá de querer comprar una casa en una zona determinada, deberás considerar las cifras de mercado para valorar el precio del metro cuadrado y analizar la localización más al detalle.

En este sentido, debes preguntarte si dispondrás de todos los servicios de primera necesidad. Por ejemplo, si hay parques y zonas verdes cerca, qué tipo de tiendas, bares y restaurantes tienes al alcance, etc.

También te recomendamos tener en cuenta aspectos como la proximidad de la vivienda a tu lugar de trabajo habitual, la oferta de centros escolares de la zona y la calidad de vida que ofrece el barrio. En este último punto, la seguridad y la contaminación acústica serán dos factores determinantes.

Valora si quieres hacer reformas

Por último, aunque no menos importante en esta previa etapa de consideración, es importante que definas si vas a querer realizar posibles reformas en la nueva propiedad que adquieras, ya que será un factor clave antes de elegir.

A no ser que quieras comprar obra nueva, suele haber una lista de elementos que pueden afectar a tu presupuesto a la hora de comprar una casa. Hablamos de posibles mejoras para el mantenimiento o reformas, ya sean para ampliar algunas de las estancias o hacer la casa más sostenible.

Recuerda que la búsqueda de la casa perfecta no es siempre sencilla, y a menudo deberás renunciar a ciertos aspectos para poder disponer de otros más prioritarios. Por ello, es esencial que tengas en cuenta el potencial de la propiedad a largo plazo, y no solo en el momento de la compra.

Un ejemplo de ello es que la mayoría de las casas con espacio exterior tienen la posibilidad de ampliarse y suelen aumentar el valor del inmueble en caso de querer venderlo en un futuro.

Cómo empezar a buscar tu nueva casa

Una vez tienes definido el tipo de vivienda que quieres, el barrio o zona de preferencia, y el presupuesto con el que cuentas, es el momento de ponerse manos a la obra.

Consulta los portales de referencia

Más del 80% de los proyectos inmobiliarios empiezan en Internet. De aquí que uno de los primeros pasos que deberás llevar a cabo para encontrar la casa de tus sueños sea consultar los principales portales inmobiliarios.

Como futuro comprador deberás informarte sobre la oferta disponible en tu sector de búsqueda; conocer los precios actuales del mercado según el tipo de propiedad, su superficie o ubicación, y establecer un primer contacto para acordar visitas a propiedades que sean de tu interés.

Visita la propiedad

Visitar la casa o piso que has encontrado previamente por Internet es uno de los momentos más decisivos a la hora de decantar la balanza, por lo que debes intentar sacarle el máximo provecho.

Más allá del flechazo que puedas sentir durante la visita, debes aprovechar para preguntar algunas de las cuestiones que te proponemos a continuación. Se trata de la información que necesitarás para tomar una decisión a conciencia.

Qué preguntar sobre el estado de la propiedad:

  • La superficie habitable
  • El número de habitaciones
  • La fecha de construcción
  • La fecha de las últimas obras o reformas
  • Si los muebles están incluidos
  • El tipo de ventilación, aislamiento y calefacción
  • El estado de la instalación eléctrica

Confia en un asesor con expertise

En el proceso de compra de una casa, confiar en un asesor inmobiliario que te aconseje y tenga experiencia en el sector será determinante. No solo se encargará de conocer cuáles son tus prioridades para encontrar la vivienda que siempre has deseado, sino que además te acompañará en todo el proceso de decisión de compra para que ahorres tiempo, esfuerzo y dinero. Su objetivo será dar respuesta a tus necesidades, volcándose al 100% en ello y apoyándote en todos los trámites y cierre de la compra.

Contar con un asesor inmobiliario te permitirá acceder a numerosas propiedades ofrecidas en exclusiva y beneficiarte de su asesoramiento tanto en la financiación como en el margen de negociación que puedas tener.

Calcula la hipoteca con antelación

Ten en cuenta que los bancos financian gran parte del valor de una casa (habitualmente el 80%) a cambio de ciertos intereses. Estos pueden ser fijos, variables o mixtos, aunque la tendencia actual es que sean de tipo fijo.

Las hipotecas con interés fijo se sitúan actualmente sobre el 1,50% TAE. Por otro lado, las variables se sitúan por debajo del 1% e incluso bajan del 0,9% en algunos casos.

Por ello, resulta de vital importancia hacer un cálculo estimado de las cuotas que deberás pagar mes a mes, y el período de tiempo que tendrás para ello. El asesor inmobiliario te acompañará en este trámite a la vez que te ayudará a encontrar las opciones que mejor se adapten a tus necesidades.

Cómo formalizar la compra de la casa

En este último paso del proceso al que te enfrentarás al plantearte la compra de una vivienda, es fundamental que prestes atención a los siguientes 3 aspectos, que por ser los más técnicos, muchas veces resultan confusos para el comprador.

Estudia la viabilidad de la hipoteca

Gracias a la ayuda de tu asesor inmobiliario, y tu previo análisis financiero, sabrás qué tipos de hipotecas son las más recomendables para ti y cuáles se adaptan a tu situación económico-financiera.

Es por eso que el siguiente paso, una vez tomas la decisión de compra de la casa, es estudiar la viabilidad de esta financiación para conseguir este préstamo.

El asesor inmobiliario con el que cuentes te guiará en tu solicitud y aconsejará sobre las entidades más apropiadas para ti. Después, el propio banco será el que determine tu solvencia financiera y la capacidad de endeudamiento que dispones hasta encontrar un proyecto viable.

Firma del contrato de arras

El siguiente paso a seguir es el que se conoce como firma del contrato de arras. Se trata de un precontrato de carácter privado firmado entre los vendedores y los compradores en el que se acuerda la compraventa de la propiedad.

Para la formalización de la reserva, deberás abonar un importe que suele rondar entre el 5 y el 15% del total de venta, aunque este no esté estipulado como tal.

La firma de este documento es un momento crucial, ya que supone el desembolso de una gran suma de dinero para la reserva de esa casa. Debes saber que, en caso de cambiar de opinión, el vendedor podría negarse a su devolución si así lo indica la cláusula del contrato.

Firma de la escritura de la casa

El último paso para la compra de una vivienda es la firma de la escritura de la casa. Este proceso se realiza por medio de la signatura del contrato de compraventa, que es el documento que formaliza la operación. Es imprescindible firmarlo ante notario, para garantizar que se cumplen todas las garantías jurídicas.

¿Qué necesito para comprar una casa?

Como has podido comprobar, existen ciertos aspectos a tener en cuenta antes de comprar una casa. Si quieres tomar una decisión sobre seguro y ahorrar esfuerzos, tu mejor opción es contar con un agente iad. Con su conocimiento, experiencia y servicio personalizado, velará por tus intereses y te acompañará en todo momento para hacer realidad tu sueño.

Comparte esta noticia

Más entradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.