Llega el cambio de armario: qué guardar y qué tirar

Tabla de contenidos

Te decimos cómo ordenar lo que quieras guardar para la siguiente temporada y más importante aún, de qué prendas deshacerte.

Todos sufrimos, en mayor o menor medida, del síndrome de Diógenes, confesemos. Sí, esa camiseta raída que ya ha perdido el color pero que te gusta tanto porque te recuerda a tus años mozos. Ese otro pantalón que ya no te entra pero es que está como nuevo… Siempre tenemos una buena excusa para no tirar y cuando se trata del guardarropa, más aún.

Hoy vamos a ayudarte en esto de cambiar la ropa de temporada y de hacer sitio en tu armario para que, sin que cambies el mueble, te parezca más grande:

El primero consejo: lo que no se usa se recicla, se regala o se tira (o se utiliza para trapos, una forma útil de reutilizar esas viejas prendas). Nada de acumular porque sí. Así que fuera esas camisetas viejas y esas otras que te regalaron en tal o cual feria: si ni siquiera las aprovechas para dormir, venga, a jubilarlas.

Dicho lo cual, vamos con el orden. Si tu armario necesita un cambio de temporada porque por tamaño no puedes tenerlo todo fuera, vamos con ello. Jerseys que se quedaron pequeños, con bolas y pijamas que ya no tienen color ni tela, fuera. Saca todo lo que tengas que guardar (que habrás guardado limpio, detalle importante).

Para guardarlo para la próxima temporada echa mano de bolsas al vacío: son maravillosas, cabe mucha ropa y ocupa poco espacio.

Para las camisetas, ponlas en vertical en un cajón, ocupan mucho menos. Si las pones en baldas no pongas más de cuatro porque así no te costará sacar la de abajo, que siempre es la que queremos ponernos, y no desordenarás las que tienes encima.

En las baldas más altas coloca cajas de tela para guardar lo que ya no te vas a poner en lo inmediato: si tienen una ventana frontal que te permita ver qué hay dentro, mejor que mejor.

La ropa que vayas a ponerte, colgada por categoría. Sin rozar en el toc de colocar las especias por orden alfabético, sí que te aconsejamos mantener un cierto orden en el armario. Y así, camisas con camisas, faldas con faldas, pantalones con pantalones. Fácil. Hay perchas además que permiten colgar varias prendas, como varios pantalones por ejemplo: súper útil.

Y esto respecto al cambio de armario para colocar la ropa de invierno. Si eres de los/las que tiene el armario organizado para todo el año, ahí van unos consejos.

A mano siempre los básicos y lo que más te pongas: mejor una organización en vertical y pon un orden, por ejemplo por estación. Lo más abrigado de un lado, por ejemplo. Lo más fresco justo al otro. En los cajones, la ropa interior, la ropa deportiva y los bañadores/bikinis. Si están cedidos o ya no te los pones, fuera.

Utiliza un lateral del armario para colocar los abrigos y trajes. Mejor que los metas en funda, se protege mejor la ropa. Aprovecha el espacio inferior para los zapatos.

En las zonas superiores del armario, el altillo, las maletas de viaje y también los bolsos, colocados por hilera caben más.

Los zapatos: atrás los que en esta temporada no vayas a usar. Hay fundas con ventana muy prácticas en las que caben muchos pares.

Vía Lucía Martín: https://www.idealista.com/news/deco/consejos/2022/05/11/796534-llega-el-cambio-de-armario-que-guardar-y-que-tirar 

Comparte esta noticia

Más entradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
💬 ¿Te echamos una mano?
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?